Páginas

13 de abril de 2005

Mesa moderna de rincón

Este proyecto trata de la construcción de una mesita de esquina. No me gustaban las típicas mesas de rincón, cuadradas y poco útiles, así que me decidí a diseñar una más original a la vez que útil.



Necesitaba poner en la mesa el teléfono, la lámpara y utilizarla como revistero, así el diseño en que me basé estaba formado por tres estantes circulares:



Como en este diseño la base era demasiado baja para mi gusto, decidí convertirla en revistero.

El sitio que quedaba entre los sofás era de 1 metro por 1 metro, así que calculé la mesa de 80 cms para que tuviera cierta holgura que nos permitiera llegar al revistero inferior.

El dibujo original de la mesa era este:



Saqué las medidas e hice el despiece de la madera sobre el plano.

Sólo cuando tuve las tablas en casa, fue cuando cambié de idea y pensé que para aprovechar mejor el rincón, debía hacerla en forma de sector. Este cambio sólo afectaba a los estantes, ya que el resto de medidas seguía siendo válido. (OJO: estos riesgos no se deben correr con frecuencia!!).



El primer paso es comprobar que se tienen todos los materiales con las medidas y los canteados oportunos:



Los cortes en círculo así como el pertinente canteado los tengo que hacer yo, ya que en las carpinterías estos cortes curvos no suelen realizarlos, así que me puse manos a la obra.

Primero es fundamental marcar el sector en los tableros. OJO con el sentido de la veta, ya que deben quedar los tres estantes "mirando" al mismo sitio. Para esto se utiliza un rotulador gordo con un cordón que se fija en cada esquina.


Por supuesto los marco en las tres tablas:


A continuación se forra con cinta de carrocero para que no se descascarille la madera al cortar con la sierra de calar:



Hecho esto se procede al corte de los tres estantes, y al lijado posterior:



Ahora es el momento de cantear los bordes. Para esto utilizaremos tira de cantear de PVC y pegamento de montaje.



La tira de cantear de PVC queda muy elegante:



A continuación, y mientras se seca la tira de cantear, procederemos a la realización de la base. Esta está formada por tres laterales y un tablero en diagonal que hará las veces de revistero.

Como ha de aguantar cierta presión, haremos la unión con tornillos.



Utilizaremos una broca para hacer rebabas, de forma que nos hará un hueco que esconderá la cabeza del tornillo:



El aspecto final de la base será el siguiente:



Ahora crearemos las piezas de unión entre los estantes. Son dos piezas en forma de T que uniremos por medio de espigas.

Para poner las espigas, primero se procede a realizar los agujeros correspondientes en el lateral que irá atrás.



A continuación, los correspondientes marcadores se colocarán en los agujeros para localizar dónde se realizarán los taladros en la pieza a unir.



Por último se marcarán en la otra tabla haciendo presión con la mano, teniendo cuidado de que queden marcados alineados con la otra tabla. (Aquí se muestran ya marcados)



Procederemos a hacer los agujeros, utilizando como centro justo los puntos que acabamos de marcar:



La broca lleva un tope para no pasarnos y evitar hacer un agujero pasante.

Una vez hechos los agujeros en ambos lados, se ponen las espigas con un poquito de cola de carpintero y se hace presión con el martillo para que queden firmes.



El aspecto final será el siguiente:



Ni que decir tiene que también tenemos que hacer la otra T:



En este caso, ya está presentada sobre la tabla a la que irá unida, donde estamos marcando con lápiz dónde va a ir exactamente para luego colocar las espigas.

Cuando ya tengamos todas las marcas de dónde irán las espigas, hay que hacer lo mismo con la base:




El objetivo es dejar todas las tablas marcadas con los agujeros de las espigas, para llegar a la sala y montar la mesa directamente en su sitio.

Comenzaremos uniendo el sobre principal con la base por medio de espigas con el procedimiento empleado anteriormente.


A continuación montaremos el segundo nivel, que habremos unido a la T grande con tornillos (que luego no se verán), y a la base con espigas.


A continuación, sujetaremos con espigas la "T" pequeña que soportará el nivel superior.


Finalmente uniremos la capa más alta con espigas encoladas y pondremos peso encima para que la unión se realice perfectamente.



Por último colocaremos encima de la mesa los elementos decorativos que queramos y ya podemos disfrutar de nuestra nueva mesa de rincón.


3 comentarios:

celemin dijo...

Tengo un saloncito pequeño aun sin amublar, por que no te pasas ;)

chin dijo...

Es falso que a los hombres se nos conquiste por el estómago. Me acabo de enamorar. Te necesito.

Ang dijo...

joder guapa, qué envidia me das. A mi me encanta todo esto, pero soy un poco torpe.
Eso sí, si puedo no me pierdo un sólo programa de bricomanía. Y pa´qué me pregunto muchas veces!!! Pues para que se me caiga la baba mientras que lo veo.