Páginas

4 de marzo de 2006

Cenicero con lata de refresco


Vamos a construir un cenicero a partir de una lata de refresco. Para este proyecto hay que tener mucho cuidado de no cortarse ya que se trabaja con el aluminio de la lata y queda muy afilado cuando lo cortamos con las tijeras. No se recomienda que lo realicen niños ni personas especialmente torpes.


Se necesitará únicamente una lata de refresco y unas tijeras.

Primero hay que cortar la parte superior de la lata, con mucho cuidado de no cortarse. Se aconseja utilizar un cuchillo de punta y diente de sierra para hacer el agujero inicial y la tijera para recortar el contorno.

Hay que intentar que el corte quede bastante recto para que el cenicero quede perfecto.

Luego hay que ir cortando el cuerpo de la lata en tiras longitudinales, hasta la base. Si no eres demasiado bueno con las medidas "a ojo", mejor utilices un rotulador y un metro para marcar por donde habrá que ir cortando.


Ahora hay que echar las tiras de aluminio para atrás, formando una estrella.

A continuación hay que empezar a doblarlo haciendo picos sobre la base, de la forma indicada en la foto:

Y así sucesivamente con el resto de tiras:


Hasta que se terminan de doblar todas:

Finalmente, se retoca presionando los dobleces para que quede perfecto. Si se desea, se puede forrar el contorno con cinta aislante para evitar cortes.